Adiestramiento a Domicilio
  Adiestramiento en Grupo
  Adiestramiento de Cachorros
  Terapias de Comportamiento
  Residencia Canina
  Galería de Fotos
  Galería de Videos
  Guía para Propietarios
Curso Nautica
VORAN educadores caninos está rotundamente en contra del maltrato animal, tanto físico como psicológico. El aprendizaje tiene que resultar siempre algo positivo. Si no estás de acuerdo con estas líneas te aconsejamos que no sigas leyendo: no somos lo que buscas.  

 

En esta modalidad el perro aprende a obedecer en su entorno: su casa, su parque... Es ahí donde realmente el animal tiene, por lo general, más dificultades para obedecer, en especial en la calle cuando, por ejemplo está jugando con otros perros o existe algún estímulo que le invita a la desobediencia o le distrae.

Las clases de adiestramiento a domicilio son de lunes a viernes, una hora todos los días, con la presencia del dueño imprescindible. Enseñamos, no solamente al perro a obedecer sin dilación a las órdenes q el dueño le da, sino también a este último a manejarle con corrección. De nada serviría que el perro obedeciera al monitor; son los dueños los que tienen que adquirir ciertos conocimientos para que posteriormente, cuando el trabajo esté terminado, el perro siga obedeciendo a la perfección.

Los propietarios eligen la hora de las clases y nosotros nos amoldamos a su horario.

Si por cualquier motivo fuera imposible dar un día la clase, ésta no se pierde, sino que se aplaza.

En función de cómo responde el animal, la duración del adiestramiento es mayor o menor. Aún así, siempre damos un mínimo de dos semanas y un máximo de cuatro para todas las obediencias básicas. En cuatro semanas Voran se compromete siempre a que el trabajo esté terminado.

El pago del adiestramiento es semanal, a fin de que si con un perro se ha trabajado por un periodo de, por ejemplo, dos semanas, el pago no sea igual que el de que ha necesitado cuatro.

Para las clases se le entrega al propietario una documentación extensa, que será suya para consultas futuras.

En la obediencia es muy importante que el perro obedezca a la primera y sin dilación a todas nuestras órdenes. En este primer tramo enseñamos a:

  • Sentarse
  • Acudir a la llamada
  • Negociar bordillos
  • Tumbarse
  • Permanecer en quieto
  • Caminar al pie
  • Rechazo de alimentos (inicio)

En este último tramo, todas las órdenes anteriores se ejecutan sin correa, se le enseña al perro a ejecutarlas a distancia y sobre la marcha y además se enseñan las siguientes:

  • Orden de "junto" con desplazamientos hacia atrás y laterales.
  • En pie.
  • Rechazo de alimentos (avanzado)
  • Voraus (lanzado del perro hacia adelante)